Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 razones para amar Berlín

10 razones para amar Berlín

Berlín, sin duda una de las ciudades más modernas del mundo, tiene mucho más que ofrecer que cerveza y bratwurst. La afamada escena artística de la capital alemana y su infatigable vida nocturna dan a la ciudad un carácter dinámico y rotundamente enérgico. Descrita por un exalcalde como «pobre y atractiva», Berlín atrae a gente de todo el mundo con su aire de enigmática modernidad, lo que queda reflejado en su diversa población, de más de 3,6 millones de personas.

¿Aún no te he convencido? Vamos a hacer un recorrido virtual por los mejores lugares de la ciudad para que descubras algunas de las muchas razones que hay para amar Berlín junto con las actividades en Berlín.

1. Comida callejera en Berlín

Aunque la mera mención de la comida de Berlín pueda evocar imágenes de personajes vestidos de lederhosen sirviendo salchichas y chucrut, la gastronomía berlinesa va mucho más allá de la comida tradicional alemana. De hecho, gracias a la diversidad de su población, la oferta gastronómica es muy variada. Con mercados por toda la ciudad, en Berlín manda la comida callejera. Independientemente de que te apetezca el tradicional baklava turco, dumplings o una hamburguesa con ramen a modo de pan, la comida de los puestos callejeros de Berlín satisfará cualquier apetito.

2. Idioma

Es posible que no sea muy imparcial, pero pocos idiomas tienen tanto encanto como el alemán. Tiene palabras y frases inconcebiblemente largas que carecen de todo sentido en los demás idiomas, así que es endiabladamente original. El berlinisch es el dialecto típico de la ciudad, es una variación del de Brandenburgo, con frases distintivas de Berlín. Si pasas el tiempo suficiente en la cafetería de tu zona tomando kaffee y kuchen, aprenderás una o dos frases.

3. Arte urbano de Berlín

Con un panorama artístico tan dinámico, no es de extrañar que una de las actividades en Berlín sea el arte urbano. La ciudad esté llena de obras de arte callejero repletas de carácter. Lejos de ser simples grafitis elaborados arbitrariamente, el arte urbano de la ciudad refleja su vibrante cultura clandestina. Las espectaculares y coloridas obras maestras que invaden las calles, son perfectas para instagramear. Puedes descubrirlas paseando por la ciudad por tu cuenta o con una visita guiada gratuita, que te sacará de los típicos lugares de interés turístico y te enseñará las joyas ocultas del corazón de Berlín.

 

4. Bicicletas por todas partes

Uno de los atractivos de Berlín es sin duda su cultura probicicleta. No solo tiene una gran aceptación en el frente respetuoso con el medioambiente, también es un medio de transporte asequible para la cuantiosa población estudiantil de la ciudad. Sin embargo, eso no significa que no se pueda contar con el sistema de trasporte público; al igual que el carácter alemán, el transporte público es enormemente eficiente, lo que significa que hay muchas opciones para desplazarse por la ciudad a bajo precio.

5. Cultura

La cultura alemana es famosa internacionalmente; un ejemplo es el Oktoberfest, que se celebra en ciudades de todo el mundo. Con sus cervecerías, museos y galerías de arte, Berlín es más que capaz de abastecer a turistas y locales con una dosis constante de cultura alemana. Si quieres vivir una experiencia única, veta al Kulturbrauerei (que se podría traducir literalmente como cultura cervecera), un complejo cultural formado por más de 20 edificios y que cuenta con restaurantes, tiendas, centros de danza, museos y mucho más. ¿Quieres algo aún más prototípicamente alemán? Visita el Currywurst Museum, donde podrás absorber algo de cultura mientras descansas en un sofá gigante de salchichas.

6. Naturaleza

Muchas de las grandes ciudades del mundo son junglas de hormigón, pero en Berlín hay más de 2500 parques, así que no hay escasez de zonas verdes. Si lo tuyo son las cascadas, vete al Viktoriapark. Por muy agitado que haya sido tu día, allí encontrarás la tranquilidad que necesitas para calmarte. Si prefieres un ambiente más urbano, tienes el Mauerpark, que se llama así por haber formado parte del antiguo Muro de Berlín. Hay tantas opciones de parques a tu disposición que seguro que encontrarás el refugio que más se adapte a lo que necesites.

7. Tiendas vintage

Las tiendas vintage son para Berlín lo que los puestos de helados son para Italia, la ciudad está repleta de comercios de moda a las que podrás ir en busca de tesoros vintage. Las tiendas más interesantes son aquellas en las que en lugar de pagar por artículo, pagas al peso. PicknWeight es uno de esos lugares, cualquier aficionado a la moda vintage lo tendría complicado para no encontrar allí una cosa o diez para llevarse a casa.

8. Música y vida nocturna en Berlín

El tecno se originó en Detroit a mediados de los años ochenta y llegó a Alemania occidental a finales de los ochenta. Tras la caída del Muro de Berlín, muchos de los edificios y búnkeres abandonados fueron tomados por los jóvenes, que los utilizaron para organizar fiestas, creando así un nevo tipo de local. Se inició una cultura de fiesta continua, alimentada con el alivio y la liberación que sintieron los berlineses tras la reunificación. Este panorama de música tecno y electrónica se convirtió en una pieza clave del rompecabezas de la cultura y la vida nocturna de Berlín, que atrae a entusiastas de la música de todo el mundo.

9. Asequible

Puede que no sea el lugar más barato que puedas visitar, pero en comparación con otras ciudades, como Zúrich y Londres, Berlín es mucho más asequible. Con un sistema de transporte público barato que le llevará por toda la ciudad y buena comida a un precio asequible, podrás aprovechar al máximo tu estancia y las actividades en Berlín.

10. Playa

Siempre es bueno tener lo mejor de ambos mundos cuando se visita una ciudad. Cuando el ajetreo urbano te supere, puedes irte a la playa a por una dosis de sol, arena y serenidad. La playa del Wannsee es perfecta para tomarse un respiro, además de ser una preciosidad y muy fotogénica (sobre todo al atardecer).

 

Aprende alemán en Berlín o MünichComienza aquí

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes