Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 cosas que debes saber antes de mudarte a Singapur

10

La ciudad-estado de Singapur, uno de los principales centros financieros y comerciales de Asia, es una mezcla de cultura, comida, comodidades modernas y tradición. ¿Estás pensando en mudarte a Singapur? Aquí hay 10 cosas que debe saber:

1. Idioma

Los angloparlantes tienen un pie dentro si planean su mudanza a Singapur, ya que es el idioma del comercio. Además del inglés, los idiomas oficiales de Singapur son el malayo, el mandarín y el tamil. Sin embargo, pronto te empezarás a familiarizar con el “Singlish”, el dialecto no oficial del país y el punto de contacto verbal neutral entre sus diferentes grupos étnicos.

2. Ve de viaje

Singapur es una ciudad-estado que solo es el doble en área que Malta, por lo que, comprensiblemente, te puedes comenzar a sentir un poco ahogado. Afortunadamente, eso es fácil de solucionar. El Changi de Singapur es uno de los mejores aeropuertos de conexión del mundo, con vuelos que salen todos los días hacia India, Tailandia, Vietnam, Camboya, Bali, China, Filipinas, Malasia, Australia, Europa y más.

3. El clima es muy húmedo

Con solo un grado al norte de la línea del Ecuador y con dos estaciones de monzones, moverse por la húmeda Singapur puede requerir un poco de planificación. Prepárate para el clima con un paraguas plegable, mucho protector solar y, por supuesto, un sombrero (los rayos del sol atraviesan las nubes). Otro consejo para el clima húmedo: no dejes comida en la encimera a menos que quieras una sorpresa. ¡Qué asco!

4. Tiendas

Singapur tiene muchas opciones si necesitas algo de terapia de compras. Su multitud de centros comerciales con aire acondicionado son un escape popular para esquivar el calor, con tienda tras tienda de electrónica, ropa, marcas de lujo, cuidado de la piel, libros, artículos para el hogar y más. ¿No eres fanático de los centros comerciales? Entonces, aventúrate a ir a las comunidades locales, donde abundan los mercados cargados de comida y un sinfín de otros artículos para explorar.

5. Transporte público

El sistema ferroviario MRT (Mass Rapid Transit) de Singapur es confiable, eficiente y económico con más de 100 estaciones ubicadas en toda la isla. Por otro lado, tener un automóvil no es barato. Si necesitas tener un automóvil, tendrás que pagar muchas veces más por el mismo modelo en Singapur que lo que pagarías en casa. Si no es tan necesario, espera y guarda tus pesos para comida y compras.

6. La burbuja de expatriados

Aquellos con el presupuesto y la inclinación para gastarlo encontrarán que la vida en Singapur es como un resort (piensa en niñeras, apartamentos con servicios, piscinas infinitas). Una desventaja de hacer esto es la “burbuja” irrompible que se crea. ¿No estás buscando una burbuja de expatriados adinerados? Elige un alojamiento más lejos de la ciudad, haz un esfuerzo activo para hablar con los lugareños, aprenda algunas frases en Singlish, come al aire libre, toma el transporte público y únete a clubes de intereses especiales.

7. Multas

Las famosas multas de Singapur merecen que las mencionemos. Si bien comprenden cosas razonables (no comer ni beber en el MRT, botar basura, cruzar en rojo o escupir en la calle), pasan a reglas más memorables (alimentar a las palomas, caminar desnudos en su propia casa o importar chile). En realidad, pensándolo bien, nos gusta bastante este último ya que es en gran parte responsable de que las calles de Singapur estén muy limpias.

8. Trabajo

Los grandes sectores de Singapur son las finanzas, el petróleo y los negocios. Estas no son áreas en las puedes comenzar a trabajar fácilmente, lo que explica por qué sus empresas reubican a muchos expatriados en Singapur. ¿Buscas trabajo en línea o a través de una agencia? Obtén una idea de tu elegibilidad para trabajar en Singapur a través del sitio web del Ministerio de Mano de Obra (donde también encontrarás información sobre prácticas laborales, incluidos los días por enfermedad y las licencias pagadas) y, lo que es más importante, recuerda que no puedes solicitar una visa de trabajo hasta que tengas una oferta de trabajo.

9. Comida

¿Te encanta comer? Adorarás Singapur. Con centros de vendedores ambulantes y restaurantes con estrellas Michelin para elegir según el estado de ánimo o el presupuesto, hay un extenso menú de delicias deliciosas, desde el famoso cangrejo con ají hasta platos más inusuales como gachas de rana y mantarraya con salsa sambal. Cuando vayas a almorzar al distrito comercial central, es posible que veas a los lugareños dejando cosas en sus sillas. No se los quites: este es el sistema chope, una forma de reservar una mesa.

10. Propinas

No te preocupes por calcular tu propina: tu factura ya incluye un cargo por servicio del 10% y un GST del 7%. Por supuesto, si deseas darle propina a un mesero en un restaurante por su servicio, puedes hacerlo. Sin embargo, recuerda que los taxistas y otros proveedores de servicios no esperan una propina.

Conoce SingapurExplora aquí

¿Quieres estudiar un idioma en el extranjero? Pide una revista EF gratis

Aprender más