Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Estudiar en el extranjero transformará tu futuro académico

Estudiar

Nuevos lugares, comida nueva, nuevas caras, estudiar en el extranjero llena tu curiosidad y sentido de aventura. Muchas personas dicen que haber estudiado en el extranjero ha sido de las mejores experiencias y que los ha transformado de muchas maneras. Pero, ¿qué pasa con tu rendimiento académico? Seguramente hay muchos beneficios en ese aspecto también.

Ya sea subiendo tus calificaciones, tener más motivación o metas más claras, estudiar en el extranjero puede transformar tu futuro académico y llevarte por el camino correcto a tus objetivos, aquí te decimos cómo:

1. Motívate

Estudiar en el extranjero cambia tu rutina diaria. Te ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista. Despídete de lo mundano y recibe un nuevo comienzo. Enfrentarás cualquier obstáculo académico que tengas con curiosidad y motivación renovada. Incluso puede que comiences a interesarte en materias que solían aburrirte o empieces clases de algo que ni siquiera habías contemplado. Salir de tu zona de confort te hará apreciarla muchos más cuando regreses.

2. Mejora tu dominio del idioma

Aunque la forma más popular y común de tomar un intercambio es viviendo en otro país y escuela por algunos meses, hay una forma más fácil de experimentar los beneficios de estudiar en el extranjero aprendiendo un idioma fuera (y sí, a eso nos dedicamos). Puedes tomar un curso durante tus vacaciones o si dejaste la escuela puedes aprovechar el tiempo.

Sin importar el idioma que estudies, se notará la diferencia en el salón de clases. Ampliaste tu vocabulario, puliste problemas de pronunciación y tienes más confianza para establecer conversaciones en el idioma. Sentirás orgullo de saber que mejoraste una habilidad tan importante como un idioma y ¿quién no ama esa sensación? Incluso, tal vez te den ganas de estudiar otro idioma.

3. Controla mejor tus estudios

Una vez que hayas estudiado en el extranjero, puedes manejar lo que sea. Piénsalo, todo será nuevo cuando llegues a tu destino, desde el transporte público hasta la moneda y las costumbres. Tendrás que adaptarte y desarrollarás habilidades como autoconfianza, manejo del tiempo y de recursos, disciplina y creatividad. Estas nuevas habilidades te acompañaran siempre. Prepárate para organizar tu tarea de cosas por hacer con mayor facilidad, toma la iniciativa en proyectos grupales, soluciona problemas de manera creativa y prepárate mejor para los exámenes.

4. Haz conexiones

La gente dice que no es lo que sabes, sino las personas a las que conoces por un motivo. Amigos nuevos, familia anfitriona, mentores y maestros se pueden convertir en fuentes de inspiración para tus futuros proyectos académicos. Tal vez obtengas una pasantía gracias a alguien que conociste estudiando en el extranjero en una ciudad que nunca te habrías imaginado. Nunca sabrás hasta donde te llevará relacionarte con personas que conozcas durante tu estancia en el extranjero.

5. Ventajas al aplicar a becas y pasantías

Hacer un intercambio demuestra que eres una persona curiosa y abierta al mundo. Es una inversión en ti mismo y te ayudará a destacar de entre otros. Cuando apliques para una pasantía o beca, comparte cómo tu experiencia te retó y benefició. Tal vez no sea un sí automático pero te ayudará a sumar puntos.

6. Tendrás tus metas claras

Está bien no saber cuál será tu siguiente movimiento, la vida no es para vivirla en línea recta, tampoco tu vida académica. No hay nada mejor que tomarse un tiempo fuera para viajar al extranjero, despejarte, descubrir quién eres y lo que quieres. Algunas veces lo único que necesitamos es un pequeño cambio para que la motivación regrese. Escribe tus metas antes y después de tu viaje. Compáralos y ve qué ha cambiado.

7. Expande tu visión del mundo

Vivir en una cultura diferente es emocionante y también es un reto. Aprenderás a comunicarte entre distintas culturas, descubrirás maneras creativas de resolver problemas y te abrirás a nuevas formas de pensar. No hay nada como conocer personas que te retan a pensar fuera de la caja. Regresarás a la escuela valorando más a aquellos que te rodean. Tal vez te empieces a cuestionar cosas sobre tus propias creencias.

8. Ambicionarás más educación

Estudiar en el extranjero puede expandir tus horizontes educativos, no solo a corto plazo. Los estudios demuestran continuamente que quienes estudian en el extranjero tienen mayor tendencia a terminar una licenciatura. Tiene sentido, tu experiencia en el extranjero te cambiará la vida. Puede inspirarte a perseguir nuevos logros académicos como algún diplomado.

Planea tu viaje desde yaEmpieza aquí