Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

La Estatua de la Libertad: 11 Cosas que no sabías

La Estatua de la Libertad: 11 Cosas que no sabías

La Estatua de la Libertad es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo y, aunque ya tiene unos 129 años, Lady Liberty sigue mostrando un aspecto fantástico. Hemos seleccionado los 11 datos que mejor demuestran, en nuestra opinión, que esta estatua es mucho más que un buen sitio para sacar fotos de la Gran Manzana.

1. SU VERDADERO NOMBRE ES…

El nombre real de la estatua es Libertad que Ilumina al Mundo, Estatua de la Libertad es solo un apodo.

2. DEL ROJO AL VERDE

La estatua es de cobre y tenía un brillante color marrón rojizo (como el de un centavo estadounidense). Para sorpresa de todos, la estatua fue cambiando de color a lo largo de dos décadas, adquiriendo una pátina de color verde azulado (en realidad, ¡deberían haberlo sabido!).

3. LA ESTATUA DE LA LIBERTAD EN CIFRAS

La estatua tiene 93 m de altura desde la base del pedestal a la antorcha y pesa 225 toneladas. Cuando se erigió en 1886, fue la estructura de hierro más alta del mundo. Las sandalias de la Estatua de la Libertad tienen 7 metros y medio de longitud, y su cintura mide 11 metros. Hay que subir 377 escalones para ver las 25 ventanas de su corona, sus siete puntas representan los siete continentes y siete mares.

4. UN REGALO PARA EL DÍA DE LA MADRE

La Estatua de la Libertad fue diseñada por Auguste Bartholdi, un escultor francés. Modeló el rostro inspirándose en su madre, Charlotte, y así se ganó prácticamente todos los premios al hijo del año.

5. UN REGALO TRANSATLÁNTICO

La estatua fue un regalo de los franceses a los estadounidenses y conmemora la alianza de ambos países durante la Revolución Estadounidense. Desde entonces, se convirtió en un símbolo de la libertad, justicia y democracia, y también fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

6. UN TICKET DE IDA A LOS ESTADOS UNIDOS

La estatua se acabó de construir y se la presentaron al embajador de Estados Unidos en Francia, el 4 de julio de 1884. Permaneció allí hasta que en 1885 se desmontó en 300 piezas, se empaquetó en 214 cajones y se envió a los Estados Unidos, donde la volvieron a ensamblar. El viaje por el océano Atlántico duró una semana más de lo previsto y el barco que transportaba la estatua de una tonelada casi se hundió durante una tormenta.

7. HÁGASE LA LUZ

Entre 1886 y 1906, la Estatua de la Libertad se utilizó como faro. La potencia no era lo suficientemente alta como para guiar a los barcos tras la puesta del sol, por lo que el faro se cerró después de 16 años.

8. LA DAMA DE LA PLACA

La placa de cobre de Lady Liberty –que es como un iPad a la antigua– tiene grabado JULY IV MDCCLXXVI (4 de julio de 1776), esa es la fecha de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

9. PASANDO LA ANTORCHA

La antorcha estuvo abierta al público hasta 1916, cuando la explosión Black Tom daño la falda y la antorcha de Lady Liberty. En 1986, se reemplazó la antorcha por otra nueva y reluciente –la actual está cubierta por hojas de oro de 24 quilates–, y su predecesora está expuesta en el vestíbulo de la estatua.

10. UN PASO HACIA LA LIBERTAD

Si se pudiera levantar el vestido de cobre de Lady Liberty, se vería que su pie derecho está levantado y que ella está de pie entre grilletes y cadenas rotas, un símbolo del avance ante la tiranía y la opresión.

11. EL RAYO SÍ CAE (MÁS DE DOS VECES) EN EL MISMO LUGAR

Se cree que en la estatua se descargan hasta 600 rayos cada año. Los problemas relacionados con el clima no son los únicos que la estatua tiene que soportar: aunque parece inquebrantable, vientos de 144 kilómetros por hora pueden provocar que Lady Liberty se balancee hasta 7,6 centímetros, y la antorcha puede moverse hacia delante y hacia atrás hasta 15 centímetros.

Viaja a Nueva York con EFConoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes