Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Por qué aprender inglés en Sudáfrica

Por qué aprender inglés en Sudáfrica

Por qué aprender inglés en Sudáfrica ¿Quieres estudiar inglés en el extranjero y te preguntas a dónde ir? Puede que Sudáfrica no ocupe los primeros puestos, pero debería. Esta tierra de exuberantes paisajes e increíble naturaleza, con una compleja historia que ha dejado huella en su arquitectura, gastronomía e idiomas (hay 11 oficiales), es un lugar único y emocionante para aprender inglés. Aquí tienes las razones por las que deberías estudiar inglés en Sudáfrica.

El factor «diferente»

Es muy habitual escuchar a los estudiantes hablar de sus cursos en los Estados Unidos, Australia y el Reino Unido, aunque Sudáfrica sigue siendo un destino poco elegido para el estudio del idioma inglés. Los estudios de inglés en Sudáfrica cumplen todas las expectativas: ciudades divertidas, excelentes programas académicos, espléndidos paisajes y un clima inmejorable, con la ventaja añadida de ser un destino más original.

 

Clima

Los estudiantes de climas cálidos no tendrán dificultades para adaptarse al clima de Sudáfrica, y los visitantes de las tierras nevadas del norte agradecerán el cambio. Para estudiar en Sudáfrica no necesitarás chaquetas, botas ni jerséis de lana en tu vestuario. Algo que hace que resulte más fácil organizar y preparar el equipaje. (¡No olvides tu traje de baño!, lo que nos lleva al siguiente punto).

 

Infinidad de playas

No se puede discutir que las playas de Sudáfrica son espectaculares. Puedes ver pingüinos africanos en la playa de Boulders o disfrutar de una tarde en las blancas arenas y azules aguas de las cuatro playas de Clifton. Si quieres ver aves, ballenas, delfines y paisajes de montaña, ve a la playa de Hawston.

 

Jerga sudafricana

«Now», «now now» y «just now». Mmm… ¿cuándo exactamente? (¡Cuéntanos si entiendes la diferencia después de tu curso!). La jerga sudafricana tiene fuertes influencias holandesas, además de vínculos con otros idiomas oficiales del país. El idioma es a menudo ecléctico, caprichoso y encantadoramente literal. Por ejemplo, llaman circles a las rotondas y robots a los semáforos. Otros términos que puedes agregar a tu lista son braai (barbacoa), boet, bra, bru, chommie, china y cuz (hermano, amigo, colega), ag man! («vaya, hombre», usado para expresar conmoción, sorpresa, resignación o irritación), domkop (idiota), is it? («¿es así?», que se introduce muy a menudo en las conversaciones), jol (una fiesta), skinner (chisme) and lekker (sabroso, genial).

 

Ciudad del Cabo

Ubicada entre la Montaña de la Mesa y el mar, Cape Town es una ciudad verdaderamente hermosa. Ferozmente cosmopolita, con una gran vida nocturna, mercados de comida fantásticos e infinidad de lugares para hacer viajes de carretera los fines de semana. La influencia multicultural alemana, indonesia, británica, francesa y holandesa es palpable en Ciudad del Cabo. Los estudiantes extranjeros se quedan (¡comprensiblemente!) asombrados con la fusión de arquitecturas moderna, victoriana y eduardiana, los mercados de ropa, la comida callejera, los cafés, y los vecindarios extravagantes. Todo ello rodeado de montañas y bordeado por una costa impresionante.

 

Deportes extremos

Olvídate del buceo normal. En Sudáfrica puedes practicar el buceo en jaulas de tiburón, una actividad nada recomendable para los aprensivos y que consiste exactamente en lo que parece. ¿Quieres probarlo? Ve a Gansbaai, en la zona oeste, lugar al que también se conoce como la capital mundial del tiburón blanco. También merece la pena probar el windsurf, el kiteboarding, el paravelismo y el kayak de mar. Los que prefieran los deportes extremos de altura pueden probar a hacer puenting en el puente más alto del mundo que se explota comercialmente para esta actividad: el puente de Bloukrans, de 216 metros de caída.

 

Buena relación calidad-precio

Los precios de alquiler, comida y transporte suelen ser bastante asequibles en Sudáfrica en comparación con otros países de habla inglesa, como, por ejemplo, sus vecinos del hemisferio sur: Australia y Nueva Zelanda. Eso significa que tu presupuesto se alargará y que tu cuenta bancaria será más feliz. (¿Y también que tu estancia será más larga?).

 

Haz un safari surfista…

Los surfistas experimentados se van con sus tablas a Eland’s Bay, a unas tres horas de Ciudad del Cabo, o Dungeons, accesible solamente en barco y uno de los lugares catalogados como Big Wave en el mundo. Los surfistas de todos los niveles encontrarán olas a su gusto en Jeffrey’s Bay (en los caprichosamente llamados Salad Bowls, Supertubes, Boneyards y Kitchen Window), Durban (prueba Dairy Beach) y Muizenberg (una de las 20 mejores ciudades para hacer surf según National Geographic).

 

…o uno normal

«Sudáfrica» y «safari» son prácticamente sinónimos, y Kgalagadi y Kruger son las dos mejores opciones del país. Kgalagadi tiene menos densidad de población de vida salvaje, aunque es un lugar excelente para observar grandes felinos y aves de presa. Kruger es excelente para ver a los «Cinco Grandes» (león, leopardo, rinoceronte, búfalo y elefante). Allí también puedes ver cocodrilos e hipopótamos, además de otras especies menos conocidas que se observan frecuentemente, como ñandúes, hushbabies, pangolines, lobos de tierra y perros salvajes.

¿Quieres aprender inglés en Sudáfrica?Comienza aquí

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas