Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

“Después del inglés, me encantaría aprender Francés”

“Después del inglés, me encantaría aprender Francés”

Viajar por el mundo mientras aprendes es una experiencia increíble tanto para aprender como para tener nuevas experiencias de vida. Fernando Rodríguez tiene 22 años, estudia en la Universidad Mayor de Santiago, y ha viajado tres veces con EF en su vida mientras hoy planifica cuál será su próximo destino a fines de este año. Quisimos conversar con el y compartir su experiencia que lo ha transforamdo en quién es hoy, un ciudadano global con sed de aprender nuevos idiomas y estar en la vanguardia para su futuro trabajo cuando termine la universidad.

Esta es parte de su historia, para que conozcan cómo fue su experiencia y lo que ustedes podrán vivir también:

¿Qué es lo que más has disfrutado viajando por el mundo?

Lo que más me emociona es poder conocer distintas culturas. Para mi, esa es la clave. Me ha dado la oportunidad de conocer distintas ciudades y personas de todo el mundo que finalmente te abren la mente. Viajar me ha hecho conocer otras realidades, y hoy me encanta poder decir que tengo amigos de todo el mundo.

¿Cómo llegaste a esto?

Principalmente por el colegio. Soy de Machalí y la gira de estudios del colegio. En vez de las típicas giras donde se va a Brasil, tuve la posibilidad de viajar a Inglaterra con EF por el colegio en un viaje grupal. Es muy seguro, tenía 17 años y lo más rico fue que todos me trataron muy bien. El staff se preocupó harto de mi y todo salió muy bien.

¿Cómo cambió tu experiencia en cada viaje?

Para mi es importante seguir mejorando mi inglés. Después de mi primer curso, en Inglaterra, quedé en nivel A2, pero para mi no fue suficiente así que sabía que tenía que hacerlo otra vez. Ahí fue cuando decidí viajar a Atlanta a mis 19 años. Esta vez, la familia anfitriona era distinta: ellos eran universitarios que prestaban sus piezas para esto, así que había mucho más cosas en común y fue una experiencia muy cercana. En ese viaje, lo más interesante fue que tuve la oportunidad de renovarme… tal vez no es empezar desde cero, pero si comportarme de otra forma que cuando tenía 17. Ahí estuve 1 mes, y terminé en B2, y en mi tercer viaje logré el nivel C1. Entremedio, en mi universidad, yo seguía estudiando inglés. Es más… no quise dar el examen para eximirme de inglés porque mi objetivo definitivamente era aprenderlo lo mejor posible.

¿Te acuerdas de alguna anécdota vergonzosa que te haya ocurrido?

Ahhh, eso fue el 2015 cuando estuve en Atlanta. Había salido de mi casa, y cuando llegué al supermercado y estaba en la caja, me di cuenta que no tenía ni plata ni mis documentos. Claramente, no podía regresar, así que le traté de explicar la situación a la cajera y a la niña que me ayudó con el empaque. Me acuerdo que me dijo algo como “Hmmm te entiendo… pero en verdad no puedo dejar que te vayas sin pagar.”Me puse nervioso, pero ella me pidió que espere un minuto mientras subía unas escaleras. Poco después, bajó, me buscó y me dijo “toma, te presto lo que necesitas!” y yo no lo podía creer. Fue una demostración muy rica de afecto y cuidado. Creo que fue una de las experiencias más notables de cómo es la gente allá, y cómo te tratan si eres de otro país. Creo que en realidad no tiene precio.

¿Te has encontrado en Chile, con situaciones en las que te ha ayudado el inglés?

Es divertido porque en verdad he tenido varias experiencias de ese tipo. Como yo soy de Machalí, y tomo buses para ir a Santiago constantemente, se da mucho que me encuentro con extranjeros todo el tiempo en el terminal y he podido conversar con ellos y ayudarlos. Me acuerdo una vez, en 2015 cuando regresé de Atlanta, que me encontré con un extranjero que estaba súper perdido. Le pregunté que para donde iba, y terminamos conversando bastante sobre él y de dónde venía. Ahí fue que me encontré con la tremenda historia de que en realidad, el venía a Chile especialmente para pedirle matrimonio a una chilena. Me encantó su historia y lo más genial, es que si no hubiera sabido inglés nunca hubiera podido haberlo conocido a él, ni hubiera conocido esta historia.

Tu ya has viajado 3 veces y vas a viajar otra vez. ¿Por qué vas a viajar de nuevo?

Por una parte sin duda lo hago por lo académico, donde siento que es fundamental saber inglés para estar a la vanguardia en el trabajo. Es que en realidad, toda la innovación y la información se origina de países que se comunican en inglés. A mi me encantaría trabajar en Marketing, así que si quiero estar al día y tener la información antes que el resto, necesto saber inglés si o si. Mi objetivo es llegar al C2, para saber el idioma al reves y al derecho, y me encantaría luego aprender francés. Y tal vez, si sigo avanzando así, podría aprender un cuarto idioma.

¿Qué le podrías decir a las personas para transmitirle lo que sientes tu?

Primero, a los que ya han viajado, les recomiendo que lo sigan haciendo. En la medida que aumenta tu edad, van cambiando tus objetivos y cuando viajamos, abrimos nuestra mente y todo va cambiando. Para los que no han viajado todavía, les recomiendo hacerlo: sea a la edad que sea. Es una muy rica oportunidad de madurar, porque te encuentras solo frente al mundo y tienes que arreglartelas para sobrevivir y tener un viaje exitoso.

Ten una experiencia como la de FernandoConoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas