Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

COSTUMBRES ALEMANAS: ACTÚA COMO ELLOS

COSTUMBRES ALEMANAS: ACTÚA COMO ELLOS

En la tercera parte de nuestra serie sobre cómo comportarse en el extranjero, viajaremos de nuevo al Viejo Mundo y te daremos algunos consejos y tips sobre cómo integrarte en la cultura y las costumbres alemanas (No te pierdas las ediciones anteriores sobre las costumbres americanas y las francesas). Y por si te preocupa, los «lederhosen» no son obligatorios.

SÉ PUNTUAL

La puntualidad es muy importante, así que intenta no llegar tarde. No canceles nada en el último minuto, llama tan pronto como sepas que no vas a llegar a tiempo y ten preparada una (muy) buena explicación.

COCOS ALEMANES

En comparación con los estadounidenses, a los alemanes no les interesa tanto la charla. Una vez leí que los alemanes son como los cocos: es difícil romperlos, pero por dentro son suaves y dulces. No te tomes como algo personal que parezcan más callados y reservados: no eres tú, son ellos. Además, al final, se sentirán cómodos contigo.

SALVAR EL MUNDO AL ESTILO ALEMÁN

Los alemanes se toman el reciclado muy en serio ¡y son muy buenos en ello! Se supone que todo el mundo pone de su parte, por lo que verás muchos contenedores de varios colores, cada color representa un material diferente (plástico, cartón, etc.) y hay que separar la basura de la misma manera.

DU, SIE, ¿QUÉ HACER?

En América, la parte difícil era la de las propinas, en Francia, tenías que practicar «le bisou». En Alemania, «Du» y «Sie» («tú» y «usted»), podrían causarte dolor de cabeza: No puedes tutear a un policía como lo harías a un amigo. «Sie» (y el apellido) se utiliza con personas que están en una posición de autoridad y con las personas mayores (adultos) que no te han dado permiso para utilizar «Du» (y su nombre) todavía. Por ejemplo, para los padres de tus amigos o tus nuevos vecinos, tendrías que utilizar «Sie»: (Frau Mitchell, Sie…). A los amigos, familia, jóvenes y los niños se les tutea y se utiliza «Du» y su nombre: (Isabelle, du…). En teoría es muy simple. Pero en la vida alemana real, es una pista de esquí resbaladiza: A veces, las personas se ofenden cuando se les aborda con «Sie» en vez de «Du», y viceversa. Así que intenta ser siempre lo más amable posible y exagera tu acento, para que puedas salir del paso como si fueran errores accidentales.

DE SIE a DU

Puedes ganarte el «Du», simplemente siendo amistoso, amable y (sobre todo) paciente. Con el tiempo, tu jefe o los padres de tu amigo (aunque no el oficial de policía) probablemente te darán permiso para llamarles usando «Du» y su nombre. En ese momento sabrás que lo has logrado y que les gustas (mucho).

GUÁRDATE LAS PROPINAS

En alemán, la propina se llama «Trinkgeld»: dinero para beber. Y eso es exactamente lo que es: puedes usar el dinero para beber, porque no se espera que des propina. A menudo, la gente redondea la cantidad, pero las propinas suelen estar incluidas.

DILO CON FLORES

En Alemania, incluso las flores siguen reglas: las flores siempre se dan en números impares, aunque nunca 13. Las rosas rojas simbolizan intenciones románticas; los claveles, por otro lado, simbolizan el duelo, y los lirios y crisantemos se utilizan generalmente en arreglos florales para funerales.

Imagen de Nina, Flickr / Creative Commons

Cursos de Alemán en Alemania con EFConoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Cultura