Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 razones para amar Seúl

10

¿Puedes nombrar una ciudad rebosante de historia, cultura y comida todo rematado con una generosa ración de peculiaridad? ¡Seúl por supuesto! Hay mucho que recomendar de esta megaciudad del este de Asia: aquí hay 10 razones por las que amamos Seúl.

1. Historia

¿Te gusta la historia? Te encantará Seúl. El río Han, donde se encuentra la ciudad, ha sido habitado por humanos desde alrededor del 4000 a. C. Aquí, lo antiguo y lo moderno chocan en las calles aparentemente regulares de la ciudad (como el templo budista Bongeunsa, construido en el año 794 y ahora a la vuelta de la esquina de un bullicioso centro comercial). Visita los cuatro sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Seúl: el Complejo del Palacio Changdeokgung, el Santuario Jongmyo, la Fortaleza Hwaseong y las Tumbas Reales de la Dinastía Joseon.

2. Distritos

Tómate el tiempo para explorar Seúl lentamente: con más de 25 distritos cada uno con su propia personalidad, hay mucho que ver. Pasee por Jongno-gu, la zona histórica de la ciudad; seleccione entre los numerosos bares y restaurantes de la zona de expatriados Itaewon; luce tu estilo en el exclusivo Gangnam; baila toda la noche en Hongdae y explora el laberinto del distrito comercial más antiguo de Seúl en Namdaemun.

3. Energía de sobra

Con más de 25 millones de habitantes en el área metropolitana, la población de Seúl definitivamente es enorme. Por supuesto, esto significa que hay una increíble energía bombeando a través de la ciudad (¡y una gran oportunidad para familiarizarte con el idioma!). En Seúl siempre está pasando algo: cafés, spas, restaurantes, bares, centros comerciales tienen opciones disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para aquellos que buscan saltarse el sueño.

4. Transporte

Si bien el transporte público puede no parecer un punto muy emocionante, cualquiera que haya vivido o visitado una ciudad grande sabe cuánto influye un buen sistema de transporte público para la vida. Ese es ciertamente el caso de Seúl, su transporte público es uno de los más utilizados en el mundo. Seúl está conectado con la mayoría de las principales ciudades coreanas por tren bala, por lo que si necesitas viajar diariamente al trabajo o si simplemente deseas explorar, es un asunto rápido y fácil.

5. Jjimjilbang

Estas casas de baños coreanas están abiertas las 24 horas del día, los 7 días de la semana y son una experiencia de bienestar, descanso y relajación como ninguna otra. Si bien la desnudez es parte obligatoria del trato, los baños reales están separados por género. Tu visita será algo así: ingresas, guardas tus zapatos y ropa, te frotas antes de ingresar al área de baño, luego ingresas a un mundo de piscinas y saunas climatizados de manera diferente. Más tarde, te pones el pijama de algodón que te proporcionó la casa de baños y pasas las horas en el área común para charlar, socializar, jugar, comer y dormir.

6. Compras

No puedes equivocarte al comprar en Seúl, donde la experiencia cubre distritos enteros. Visita Dongdaemun para comprar durante la noche, Myeongdong para cosméticos, Insa-dong para antigüedades y casas de té, la calle comercial Ewha Womans University para ropa de mujer y el moderno mercado de pulgas Bling Night Flea Market.

7. Montañas

A pesar del tamaño de la ciudad, es bastante fácil escaparte para una caminata cuando estás en Seúl. La ciudad está rodeada de áreas boscosas donde los senderos son incluso accesibles en transporte público. Toma una mochila, ponte las botas de montaña y sal a explorar el Parque Nacional Bukhansan, Seoraksan y Achasan. ¿Necesitas algo un poco más cerca de la ciudad? Namsan, Daemosan y Umyeonsan son para ti.

8. Música

A estas alturas, está claro que el K-Pop (y sus peinados, ropa y movimientos de baile altamente producidos) se ha globalizado. Pero hay más que solo K-Pop en la música coreana. Cuando estés en Seúl, adéntrate en su escena de música en vivo, donde el rock indie, el electro-pop, el hip-hop, el metal progresivo y los ritmos electrónicos lounge esperan para quedarse atascados en tu cabeza.

10. La comida

La comida coreana es variada, deliciosa, picante y definitivamente merece una ovación de pie. La barbacoa coreana ya ha conquistado al mundo, pero mientras estés en Seúl, no olvides probar el bibimbap (plato de arroz mezclado con carne, algas, verduras salteadas y otras delicias), bulgogi (tiras de ternera marinadas y asadas que a veces se sirven envueltas en lechuga), tteok-bokki (un pastel de arroz picante), haemul pajeon (panqueque salado con mariscos), mandu y absolutamente cualquier sopa picante y sabrosa que puedas conseguir.

¿Quieres estudiar un idioma en el extranjero? Pide una revista EF gratis

Aprender más