Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

La guía maestra para el Oktoberfest

La guía maestra para el Oktoberfest

Ahh, es esa época del año en la que es totalmente aceptable beber cerveza a todas las horas del día: ¡el Oktoberfest está aquí de nuevo! Antes que metas en tu equipaje tus Dirndl y Lederhosen y te vayas a Múnich a participar en esta fiesta única, aprende lo básico con la ayuda de nuestra guía definitiva para el Oktoberfest, y ¡saca el máximo provecho de uno de los festivales más grandes y famosos del mundo!

¿QUÉ ES EL OKTOBERFEST?

El Oktoberfest tiene lugar cada septiembre en el Theresienwiese de Múnich (Wies’n, para abreviar). Este año empieza el 17 de septiembre y acaba el 3 de octubre, el Día de la Unidad Alemana. En este festival se instalan 14 carpas diferentes con capacidad para acoger desde 1000 a 4000 personas. Cada carpa tiene su propia personalidad, y es recomendable ir a más de una. Algunas de las más visitadas son la Löwenbräu-Festhalle, la Hofbräu-Festzelt y la Augustiner-Festhalle. A propósito, es tradición local ir al menos tres veces al Oktoberfest, una con la familia, otra con los amigos y otra con los compañeros de trabajo. Aunque se permite la entrada al festival a todo el mundo, solo pueden beber alcohol los mayores de 16.

¿DÓNDE IR?

El Oktoberfest siempre está muy concurrido, sobre todo durante la semana de inauguración. Si prefieres ir cuando no haya tanta gente, intenta hacerlo durante la última semana de septiembre. Sin embargo, si te gustan los disfraces y las tradiciones, es mejor que vayas un fin de semana. El día de la inauguración del festival (sábado) está marcado por un desfile grandioso de carrozas, carros y montones de personas vestidas con trajes tradicionales, y el segundo domingo del festival se hace un gran concierto al aire libre con música típica de Baviera.

¿QUÉ LLEVAR PUESTO?

Los lugareños suelen ponerse trajes tradicionales llamados Tracht’n: las mujeres se ponen vestidos de colores (llamados Dirndl); y los hombres pantalones de cuero (llamados Lederhosen) y sombreros. No tienes la obligación de llevar puestos esos trajes, claro, pero los lugareños siempre aprecian que los visitantes hagan el esfuerzo.

¿QUÉ BEBER?

Cerveza, por supuesto. Toda la cerveza que se sirve en el Oktoberfest proviene de las famosas fábricas de cerveza de Múnich, como Paulaner y Augustiner. Si no te gusta la bebida favorita de los alemanes, allí también hay todo tipo de bebidas, incluidas bebidas sin alcohol, vino y sidra.

¿QUÉ COMER?

En el Oktoberfest hay comida local fantástica y deberías probar todos los manjares que puedas. Puedes empezar por el tradicional Wiesn-Hendl (pollo asado) y algo de Brezn (un pretzel gigante). Después, prueba el Steckerl Fish (pescado en vara) o el Weisswurst (embutido). Si todavía tienes hambre, recomiendo el Ochsenbraterei, donde puedes comer buey asado o Schweinshaxe (codillos de cerdo). Para el postre, prueba algunos pasteles, pan de jengibre o pastas tradicionales. Mi favorito es el Apfelstrudel (un crumble de manzana alemán).

¿QUÉ LLEVAR?

La entrada al Oktoberfest y a las carpas es gratis. Excepto a la Oide Wies’n, la parte histórica del Oktoberfest que te hace viajar al pasado con cerveza y comida tradicionales y atracciones. Para entrar tendrás que pagar una pequeña cantidad de dinero (4 euros). Lleva dinero en efectivo, porque no aceptan tarjetas de crédito. ¿Y cuánto dinero en efectivo debes llevar? Bueno, eso depende de cuánto quieras comer y beber: normalmente, un Maß de cerveza (1 litro) cuesta unos 11 euros, y la comida puede costar hasta 20 euros. Lo más sensato es que calcules al menos 50 euros por persona, así podrás tener algo de dinero sobrante para las atracciones y para comprar suvenires típicos, como esos famosos corazones de pan de jengibre que se ven por todas partes.

Para garantizar la seguridad en el festival, hay una gran valla alrededor de la zona y solo se puede entrar al Oktoberfest por una de las 15 entradas oficiales, que ayudan a los organizadores a asegurarse de que no se abarrote de gente. Aunque esto también significa que solo se permitirá la entrada a un número limitado de personas, así que asegúrate de ir pronto o de evitar los días concurridos (por ejemplo, los fines de semana). Ten en cuenta que no está permitido entrar con mochilas o bolsas grandes y que hay que dejarlas en las taquillas. (Las señoras no deben preocuparse, los bolsos están permitidos).

¿CÓMO PREPARARSE?

Aunque es totalmente posible ir sin reservar sitio en ninguna de las carpas (en especial si no te interesa demasiado la cerveza, sois un grupo pequeño, o no te importa hacer colas), también puedes hacer una reserva para una de las carpas. Para hacer una reserva es mejor ponerse en contacto directamente con la carpa que te interese (no uses sitios de terceros, como eBay, porque la mayoría de las carpas rechazan automáticamente esas reservas). Pero asegúrate de hacerlo pronto, porque las reservas empiezan en diciembre (¡sí, sí, has leído bien!) y la mayoría de las carpas, sobre todo las grandes y famosas, se llenan muy rápidamente. Recuerda también que puedes reservar mesas para un máximo de 10 personas. Aunque no hay que pagar por la reserva, tienes que comprar algunos bonos de comida y bebida que podrás utilizar después en la carpa, el gasto mínimo es de 20 euros.

Consejo de primera mano: en las carpas grandes se agotan las reservas muy rápidamente. Si no quieres hacer la reserva con mucha antelación, será mejor que intentes reservar en alguna de las carpas más pequeñas o a una hora menos habitual (los sitios para las horas de la tarde-noche se venden antes).

ETIQUETA DEL OKTOBERFEST

No te emborraches. Esto puede ser complicado, dado que hay cerveza en todas partes, pero siempre es bueno que conozcas tus límites, por tu propia seguridad y la de otros.

No seas descortés. Si faltas al respeto, armas escándalo o molestas a alguien, podrían echarte de la carpa (o del festival) en un abrir y cerrar de ojos.

Nunca bailes encima de las mesas. En los bancos sí puedes, pero si no quieres que te echen de la carpa, ¡las mesas están prohibidas!

Nunca te lleves contigo un vaso de cerveza. Ya sé que son perfectos como suvenir, pero hay guardias de seguridad en las salidas del Oktoberfest y registrarán tus bolsas. Si encuentran un vaso de cerveza, lo considerarán un pequeño hurto y te meterás en problemas.

 

ALGUNAS FRASES ÚTILES QUE APRENDER

Sí, los alemanes hablan inglés, pero siempre viene bien conocer la jerga del Oktoberfest. He recopilado unas cuantas frases que deberías memorizar, no solo para quedar bien con los locales, sino para hacer amigos y poder integrarte cuando vayas a pedir comida y bebida.

¿Cómo puedo llegar al Oktoberfest? Wie komme ich zum Oktoberfest?

¿Dónde están las carpas de cerveza? Wo sind die Bierzelte?

¿Dónde están los servicios? Wo sind die Toiletten?

¿Está libre esta mesa?Ist dieser Tisch frei?

¿Cuánto cuesta?Wie viel kostet das?

¿Tiene un menú en inglés?Haben Sie eine englische Menükarte?

¡Quisiera una/dos/tres/cuatro/cinco cervezas, por favor!Ich hätte gerne ein/zwei/drei/vier/fünf Maß Biere bitte!

¡Más cerveza, por favor!Noch ein Bier bitte!

¡Salud!Prost! o Prosit!

Oirás expresiones bávaras tradicionales, como «Oans, zwoa, g’suffa!» (¡Uno, dos, a beber!) y «Zicke zacke, zicke zacke, hoi hoi hoi» (seguido de un «Prost!», que es básicamente algo gracioso que grita la gente).

¡Gracias! Danke!

¡Volvamos a hacerlo el próximo año!Lass uns nächstes Jahr wieder herkommen!

Y ya está, ya estás preparado para lanzarte a tu aventura bávara (cervecera) en el Oktoberfest. ¡Diviértete!

 

¡Aprende un nuevo idioma en Alemania!Conoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Cultura