Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

12 CONSEJOS PARA ESTAR BIEN CON TUS COMPAÑEROS DE PISO

12 CONSEJOS PARA ESTAR BIEN CON TUS COMPAÑEROS DE PISO

Compartir piso con otras personas puede ser increíblemente divertido y gratificante, es algo que todo el mundo debería probar al menos una vez. Después de todo, puede ser el comienzo de amistades maravillosas y grandes historias que contar a los nietos. Pero, como todas las cosas buenas de la vida, hay que tener paciencia y hay que comprometerse para que funcione. Echa un vistazo a nuestros consejos y trucos para convertir al desconocido con el que compartes piso en uno de tus mejores amigos.

1. ESTABLECE Y SIGUE NORMAS

En primer lugar, acordad enseguida algunas normas. Tendréis que discutir y poneros de acuerdo sobre las cosas cotidianas más importantes: limpieza, aire acondicionado y calefacción, niveles de ruido, comida compartida, alergias, etc. Cuantas más cosas acordéis, más pronto será agradable la convivencia.

2. APRENDE ACERCA DE NUEVOS PAÍSES Y CULTURAS

Si tú y tu compañero o compañera de piso sois de diferentes países, ¡disfruta de la diversidad cultural y de todas sus ventajas! Puede haber algunas diferencias culturales y barreras idiomáticas al principio, pero aprenderéis mucho mientras os estáis conociendo, como, por ejemplo, de comida nueva, música nueva y vocabulario nuevo.

3. HAZ TIEMPO PARA ESE SUEÑO REPARADOR

Si no dormimos lo suficiente, nuestro estado de ánimo, nivel de energía y rendimiento se resienten. En un mundo perfecto, coincidiréis en ser personas nocturnas o diurnas, pero intentad respetar los hábitos de sueño de la otra persona tanto como sea posible. Si te quedas hasta tarde viendo una película o escuchando música, ponte unos auriculares y todos contentos.

4. DESCUBRE QUE AURICULARES = FELICIDAD

Hablando de auriculares, seguramente los inventó alguien que tenía que compartir piso. Puede que te guste poner siempre la música a todo volumen, pero eso no significa que tu compañero comparta esa pasión.

5. RESPETA LOS HORARIOS

Informa de tus horarios a la otra persona para sea más fácil tener en cuenta los planes, reuniones o tareas. Si tu compañero tiene que estudiar para un examen importante, probablemente no sea una buena idea invitar a toda la planta a una fiesta.

6. HAZ ESPACIO PARA EL ESPACIO PERSONAL

Si tu compañero está mirando a su teléfono con los auriculares puestos, lo más probable es que no quiera hablar de su día. Y no te tomes como algo personal que cierre la puerta de su habitación, incluso las personas más sociables necesitan un poco de espacio de vez en cuando.

7. RECUERDA QUE COMPARTIR ES (GENERALMENTE) SER AMABLE

Recuerda, que compartas un espacio no significa que compartas un armario o despensa. Pero si te quedan dos galletas, siempre es buena idea ofrecer una a tu compañero. (Una persona sabia dijo una vez que compartir dulces es el primer paso hacia la amistad).

8. LIMPIA LO QUE ENSUCIES

Tu madre no está ahí, pero aun así debes comportarte de la mejor manera posible. Nunca se sabe cuándo pueden hacer una visita inesperada los amigos, la familia o los caseros. Después de todo, a nadie le gusta tener fama de desordenado.

9. PREGUNTA ANTES DE LLEVAR INVITADOS

Si el piso no es muy grande, no habrá mucho espacio para visitas. Pregunta siempre antes de llevar gente, sobre todo si se van a quedar por la noche. Si puede ser, haz que tus amigos se queden en tu habitación y di a tus invitados que respeten las normas.

10. CUMPLE CON LA ETIQUETA DEL PAPEL HIGIÉNICO

Haz del mundo un lugar mejor y repón siempre el papel higiénico cuando hayas usado el último trozo.

11. COMUNÍCATE CON SINCERIDAD Y ABIERTAMENTE

Cuando se convive, hay que ser sincero y abierto con los demás. Si te molesta que alguien deje sus platos en el fregadero o la colada en la silla, ¡habla! Si expresas tu opinión evitarás posibles conflictos y hará que lleguéis más rápido al estado de mejor-amigo-para-siempre.

12. APROVECHA LA EXPERIENCIA

Vivir con alguien desconocido puede dar algo de miedo al principio, pero hay infinidad de historias de compañeros de piso de orígenes totalmente diferentes que se hacen amigos después de haber compartido una vivienda. Y galletas.

Explora mundo con EFConoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes