Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Berlín: 10 lugares ocultos

Berlín: 10 lugares ocultos

Caminar alrededor de la Puerta de Brandemburgo y hacer fotografías en frente del Reichstag es algo obligado para cualquiera que visite Berlín, pero si se profundiza un poco más se puede descubrir un Berlín distinto, más allá de los puntos turísticos habituales. Cuando se visita la inmensa capital europea de la modernidad, puede ser complicado encontrar las joyas que están escondidas en la ciudad, hay demasiadas cosas interesantes que hacer. Para que te sea más fácil, hemos buscado y probado las diez mejores joyas ocultas de la ciudad de Berlín, y te las presentamos a continuación.

1. MARKTHALLE NEUN

En Berlín, antes había diez bonitos mercados, pero por desgracia solo han sobrevivido tres. Vete al distrito Kreuzberg para conocer uno de los mejores, el histórico Neun Markthalle, inaugurado en 1891 y recuperado como mercado agrícola a finales de 2011. Si eres amante de la buena comida, tienes que visitar este mercado de auténtico estilo berlinés porque en él encontrarás productos regionales a muy buen precio. Prueba exquisiteces culinarias el «Jueves de la comida callejera», come un desayuno tradicional en el «Breakfast Market», que se hace cada tercer domingo del mes, o disfruta de un dulce celestial en el «Naschmarkt» (solo se hace cada tres meses, ¡así que asegúrate de comprobar el calendario!).

2. DISFRUTA LAS VISTAS DESDE EL VIKTORIAPARK

Berlín es una ciudad muy llana, así que solo en unos pocos sitios se pueden admirar vistas de toda la ciudad. En vez de esperar a la cola para subir al Fernsehturm o al Reichstagskuppel, te sugiero que vayas al Viktoriapark de Kreuzberg. Este lugar secreto de Berlín es el más elevado de la ciudad y tiene amplias áreas de césped perfectas para hacer pícnics y disfrutar al sol. En este parque también hay un estanque idílico, una preciosa cascada, una cervecería al aire libre y, en lo alto de la colina, te toparás con un monumento prusiano que conmemora las batallas de la guerra de independencia y que se asemeja a las agujas de las catedrales góticas. La vista desde allí es maravillosa, bien vale la pena la (pequeña) caminata.

3. EXPLORA EL HISTÓRICO HACKESCHE HÖFE

Berlín está lleno de tesoros escondidos, pero estos ocho patios hermosamente restaurados, en Mitte (la estación de metro más cercana es la S-Bahnhof Hackescher Markt), son pequeños oasis alejados del bullicio de las calles. Pasea por estos patios interconectados y admira la decoración art nouveau, siéntate a tomar una taza de café en una de las cafeterías hipster o vete de compras por las tiendas que salpican la zona. No dejes de pasarte por la principal atracción turística –el teatro de variedades Chamäleon– y asiste a una representación nocturna.

4. ESCÁPATE AL HALENSEE

Si vas a estar en Berlín durante el verano (no te preocupes, a principios de otoño también hace buen tiempo), tienes que visitar uno de los 70 lagos que hay en la ciudad o a las afueras. El Halensee es un lago espectacular de agua cristalina que está cerca del centro y desde el que hay unas bonitas vistas de la ciudad. Está muy cerca del Ku’damm (la estación de metro más cercana es la S-Bahnhof Halensee). Una vez allí, puedes tumbarte en una manta en la pequeña playa o dirigirte al Strandbad Halensee, que tiene una zona para tomar el sol al lado del agua y también un bonito restaurante. La entrada es de 8 euros por persona para todo el día. Si vas a estar en Berlín en invierno, puedes visitar otro de los tesoros históricos secretos de Berlín: el Stadtbad Neukölln. Estos baños públicos neoclásicos te hacen viajar al pasado. Su arquitectura es impresionante y tiene dos piscinas y varias instalaciones de spa.

5. FREILUFTKINO KREUZBERG Y KUNSTQUARTIER BETHANIEN

El Kunstquartier Bethanien era un hospital y se convirtió en un museo que alberga varias galerías y estudios de arte alternativos. Si vas a visitar Berlín entre los meses de mayo y septiembre, te recomiendo que veas una película en el cine al aire libre que hay en el patio del Kunstquartier. Este es uno de los cines favoritos de los locales, no solo porque el entorno es espectacular, sino también porque proyectan una gran variedad de películas; clásicos, novedades de Hollywood y, por supuesto, las mejores películas alemanas. ¿Todavía no hablas alemán?, no hay problema, proyectan muchas películas en inglés o con subtítulos.

6. MERCADILLO Y KARAOKE EN EL MAUERPARK

Vete a la caza del tesoro a uno de los mercadillos más queridos de Berlín, en el Mauerpark (cerca de la estación de metro Gesundbrunnen). El mercadillo se celebra todos los domingos y está colocado a lo largo de lo que antes era el muro de Berlín. Cercano a varios puestos de comida deliciosa y de una cervecería al aire libre, en él puedes comprar marcas retro, ropa diseñada localmente, viejos vinilos y otros objetos. Cuando tengas la barriga llena y la cartera vacía, vete a la que, según algunos, es la atracción más importante del parque, el Bearpit Karaoke, que se hace los domingos a partir de las 2 o 3 de tarde. Cientos (a veces miles) de personas se juntan allí para ver las actuaciones de una increíble variedad de gente dispuesta a cantar delante de la multitud, y capaz de hacerlo. ¡Supera tus miedos, levanta la mano cuando Joe (el presentador) pregunte quién quiere actuar y empieza a cantar!

7. OBERBAUMBRÜCKE

El Oberbaumbrücke es un puente muy especial y merece la pena ir a verlo. Ubicado en el este de Berlín, cerca de la S-Bahnhof Warschauer Straße, es un monumento y un símbolo de la unidad de Berlín. Conecta las partes oriental y occidental de la ciudad, y tiene un mirador con unas vistas espectaculares del este de Berlín, incluidas unas vistas fantásticas de la Fernsehturm, la Badeschiff y el Molecule Man (una gigantesca escultura de aluminio). El Oberbaumbrücke está también muy cerca de la East Side Gallery, un viejo segmento del muro de Berlín que se ha convertido en la colección de arte mural al aire libre más grande del mundo. Si vas allí por la noche y buscas algo de entretenimiento nocturno, encontrarás cerca dos de los clubes nocturnos más famosos de Berlín, el Watergate y el Berghain.

8. DA UN PASEO A LO LARGO DE LA SPREEUFER

Si quieres dar un relajante paseo por la ciudad, vete a la S-Bahnhof Bellevue y camina hacia el río Spree. Desde aquí puedes ir caminando a lo largo del río hacia el este de Berlín mientras que vas viendo algunos de los lugares turísticos más famosos de Berlín. Empieza haciendo una visita al presidente de Alemania en el Schloss Bellevue y vete después al norte para ver la Haus der Kulturen der Welt, la Kanzleramt –cariñosamente llamada Waschmaschine (lavadora) por los lugareños– y la Hauptbahnhof. Haz una parada en una de las playas de la ciudad, justo enfrente de la estación de tren y después sigue caminando a lo largo del Spree, hacia el Reichstag, el parque Monbijou Park y la famosa Isla de los museos (sí, es una isla que cuenta con un conjunto de cinco museos, no es una joya oculta pero merece la pena visitarla). Continúa tu viaje pasando por la famosa catedral de Berlín hacia el Nikolaiviertel. Este barrio es conocido como el «viejo Berlín», ya que fue la primera zona residencial que se construyó en la capital (en torno al año 1200). Aquí puedes caminar por las callejuelas medievales y visitar la Nikolaikirche, la Gründungsbrunnen, el Ephraim-Palais y la Knoblauchhaus, de estilo barroco. A propósito, antes de empezar tu recorrido, asegúrate de que la batería de tu teléfono esté cargada del todo, porque verás un montón de sitios perfectos para hacer fotos.

9. SPANDAUER ZITADELLE

Situado entre los ríos Spree y Havel, la Spandauer Zitadelle es una fortaleza antigua muy bien conservada que se construyó en el 1197 para proteger la ciudad de Spandau. Hoy en día se usa la ciudadela con fines culturales, sirve como museo y como lugar para la celebración de diversos eventos al aire libre (de visita obligada es el festival anual Citadel Music que se hace en mayo y el festival medieval «Easter Knight Spectacular»). Sin embargo, una de las razones principales para visitar la ciudadela son los murciélagos. Sí, has leído bien. Las bóvedas de la fortaleza albergan más de 10 000 murciélagos cada año y podrás observarlos (e incluso dar de comer a algunos) si reservas una excursión de murciélagos.

10. SPREEPARK

¿Te han gustado los murciélagos y te encanta explorar sitios raros y maravillosos? Entonces, esta joya oculta de Berlín es perfecta para ti. El Spreepark era un parque de atracciones de la parte de la RDA que está abandonado desde el 2001. Tenía varias atracciones, realistas edificios Tudor, un pueblo del salvaje oeste y algunas esculturas a tamaño real de dinosaurios. Aunque el parque está cerrado al público, a veces se pueden reservar visitas guiadas de fin de semana. Y si no puedes, muchos lugareños y turistas han explorado estas ruinas por su cuenta (de forma ilegal, eso sí). ¿Por qué? Se podría preguntar uno. Principalmente porque es una de las atracciones turísticas más originales de la ciudad y da vida a la historia de Berlín de una manera extraña y surrealista.

Sugerencia adicional para el invierno: Si decides ir a Berlín durante el invierno, TIENES que visitar alguno de los espectaculares mercadillos navideños. Mi sugerencia es que visites el mercado que hay en el histórico Schloss Charlottenburg. Es uno de mercadillos navideños más tradicionales y sirven delicioso glühwein, bratwurst caliente y las tradicionales reibekuchen en un entorno absolutamente impresionante.

Aprende alemán en BerlínComienza aquí

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes