Historias de nuestros colegios privados en el extranjero

10 consejos en cómo ser un buen roommate

1. Limpia más de lo que lo limpiarías normalmente

Limpiar tus desordenes es una tarea continua, pero se convierte en tarea realmente tediosa cuando tienes que limpiar el desorden de otra persona también. No seas el roommate (compañero/a de habitación) que tiene la mitad de una maleta de ropa, zapatos y desastre por todo el suelo. Una buena regla es limpiar mucho más de lo que harías si vivieras solo.

 

2. Conózcanse

Vivir en un espacio reducido es una experiencia interesante, por decir lo menos. Es probablemente la manera más rápida de conocer los mejores y peores hábitos de una persona. Pero antes de conocer los peores, hazte un favor y trata de conocer sus mejores. Te sentirás más feliz que ambos se entienden y han resuelto el modo para llevarse bien.

 

3. Aprender a resolver conflictos pacíficamente

Hasta los roommates más cercanos tienen momentos donde no se ven a los ojos. El conflicto es una parte natural de unir a las personas. Pero siempre se pueden resolver de forma pacífica.

 

4. Mantén una comunicación abierta

Tu roommate puede ser una persona increíblemente talentosa, dotada académicamente y que habla con fluidez cinco idiomas. Pero un super talento que definitivamente no tendrán es la habilidad para leer mentes. Entonces, comunícate abiertamente y a menudo. Así evitarás muchos posibles conflictos.

 

5. Dense espacio

Recuerda, el hecho de que vivan en el mismo espacio no significa que tienen que compartir todo el tiempo. Tendrán suficiente tiempo para compartir juntos así que recuerda de dejar que tu roommate tenga su espacio cuando lo necesita.

 

6. Sé respetuoso del nivel de ruido

Aunque un soundtrack de tus temas favoritos te lleva a estar de buen humor y en un sano lugar mental, trata de tener en mente a tu roommate también. Con grandes canciones viene gran responsabilidad—incluyendo ser considerado de aquellos que les gusta ocupar su tiempo en un modo menos musical. Ten esas dinámicas en mente la próxima vez que estás a punto poner a máximo volumen tu animado playlist.

 

7. Construyan un sistema de responsabilidades

Por suerte, en boarding school, no tienes que preocuparte demasiado de cosas como los platos sucios en el lavaplatos. Pero igual habrá algunas responsabilidades compartidas de las cuales tendrán que ocuparse. Y quieres evitar tener problemas en un espacio tan reducido, por lo cual es bueno organizar un sistema para ver quién se preocupa de qué.

 

8. Encuentra la calma

Bueno, tu roomie dejó una pila de ropa sucia por ahí. Quizás sacaron un poco de tu shampoo sin pedirte permiso o se les olvidó decirte que iba a pasar un amigo durante tu tiempo de estudio ¡Relájate! No le ayuda a nadie estresarse sobre cosas tan pequeñas.

 

9. Pon límites

Ya que quieres vivir en armonía durante el tiempo que estarán juntos, siempre es bueno pensar en formas de hacer que la convivencia sea más agradable. Una gran parte de esto es fijar límites apropiados. Esto será diferente para cada uno, por lo que la mejor forma de establecer estos límites es tener una conversación abierta y honesta.

 

10. Di lo que piensas

Esto va junto con el punto sobre la comunicación, pero como es tan importante merece su propio aparte. A veces las cosas saldrán mal—quizás quiebras una de sus cosas por accidente o se te olvida decirles algo importante. Así es la vida. Y cuando suceden cosas lo mejor es decir la verdad y ser honesto.

Vive en una comunidad internacional Averigua aquí

Comparte este artículo